Ministro Santelices se compromete a acabar con alzas unilaterales

Alzas de Isapres 2019 promedian un 5,1%

Ayer por la tarde, la Superintendencia de Salud oficializó una noticia que trajo una mueca de disgusto a buena parte de la población: que cuatro de las seis isapres abiertas aplicarán en promedio un alza de 5,1% en los precios base de los planes de salud, para el periodo julio 2019 y junio 2020. Se trata del incremento más alto de los últimos ocho años.

Dicha facultad, que está regulada por ley, ha sido cuestionada por los tribunales, por carecer de los fundamentos con los cuales las isapres calculan ese reajuste, y por ser responsable de que cada año las cortes de todo Chile acumulen en promedio cerca de 100 mil recursos de protección que buscan frenar esa alza, y que casi en todos los casos son fallados a favor de los afiliados.

  • Experto en populismo: “Los líderes de extrema derecha son los que han podido perdurar a lo largo del tiempo con más fuerza” 3 Abr 2019
  • Tierras de Ubilla en La Araucanía: informe jurídico de Conadi ratifica que terreno comprado no es indígena 3 Abr 2019

Este punto, el de las alzas, es uno de los que se busca modificar con la Reforma a las Isapres que trabaja el gobierno y que hasta hoy, tras varios plazos autoimpuestos, el último marzo pasado, aún no ingresa como proyecto de ley al Congreso.

Si bien fuentes de Salud explican que el proyecto estaría listo y en el escritorio del Presidente Sebastián Piñera, otras versiones al interior de Palacio argumentan que la complejidad de los cambios que se pretenden instaurar mantienen a la reforma detenida.

Uno de los ejes centrales que mantiene la espera es el deseo de las autoridades de tener la  certeza de que las modificaciones no impactarán el funcionamiento legal del sistema de seguros de salud privado.

Fórmula de compensación

En el proyecto se plantea crear un plan universal de salud. Uno que sea igual para todas las isapres respecto de las prestaciones que deberán garantizar, las cuales, dependiendo de la hotelería y prestadores que ofrezcan, podrán cobrar más o menos por ese plan.

Además, como desaparece la declaración de salud, se crea un fondo de compensación de riesgos, el que permitirá compensar a aquella isapre que cuente con una cartera más riesgosa, como niños menores, mujeres embarazadas o adultos mayores, que gastan más por el número de prestaciones de salud que requieren.

Según fuentes al interior de La Moneda sería la fórmula en que se aplicará aquel mecanismo de compensación de riesgos, o más bien el chequeo y análisis de esa fórmula, uno de los frenos que estaría retrasando la presentación del proyecto en el Congreso.

En Palacio se comenta que, si bien se avanza a paso firme, la demora se atribuye a que se trata de una reforma compleja, un mecanismo de “relojería” -según dicen las altas fuentes de La Moneda-, con un delicado nivel de detalle. Aseguran, además, que hasta ahora se continúa con las simulaciones con expertos, para cuantificar el impacto que pueda tener la reforma tanto en los actuales contratos que existen como en los que se pretende instaurar.

Se espera, además, que esta semana se realice una de las últimas reuniones bilaterales que ha sostenido la Presidencia con Salud, para terminar de afinar los detalles pendientes, y enviar el proyecto durante este mes.

Impaciencia en actores

No obstante, y ante tantas fechas sin cumplir, dado que desde septiembre pasado que el gobierno viene anunciando el ingreso del proyecto al Congreso para su tramitación, el atraso ha generado la impaciencia de los actores que tendrán que legislar al respecto, como también en los principales afectados por los cambios: las isapres.

Rafael Caviedes, presidente de la Asociación de Isapres, indicó que hasta ahora no han podido tener acceso al documento definitivo de la reforma, lo que urge para ver qué tipo de cambios se harán en el sistema.

“El malestar público generado por el ajuste de tarifas anual que está regulado por ley para ajustar las tarifas a los evidentes aumentos de costos médicos y de licencias médicas, refleja claramente la necesidad de reformar el sistema Isapre. El sistema no es viable si no se ajusta a los cambios de costos de la medicina moderna”, plantea.

Caviedes agrega que “el año 2015 le presentamos al gobierno de la señora Bachelet una propuesta elaborada por la Universidad de Chile, de un mecanismo con un panel de expertos y un procedimiento actuarial para revisar las alzas de precio. Lamentablemente durante ese gobierno no se avanzó nada en una reforma a las Isapres, y el problema aparece todos los años”.

“Por ello, el legislador debe resolver este problema con una modernización del sistema Isapres y que permita además igualar las tarifas entre hombres y mujeres y cree un plan garantizado. Lamentablemente, no hemos conocido el texto de la ley, solo ideas generales que habrá que ver cómo se aplican, qué viabilidad tienen y cómo será la transición”, señaló el presidente de la Asociación de Isapres.

El diputado PS Juan Luis Castro indicó que “es una vergüenza que una vez más el gobierno llegue tarde, porque el Presidente anuncio en octubre el proyecto a la reforma de las isapres y ya estamos en abril, y siempre, por norma, las isapres reajustan el primero de abril el precio de los planes. Esto parece sospechoso, porque al parecer todo se atrasó como un traje a la medida para que las isapres reajustaran y con eso equilibran posibles pérdidas o menores utilidades que puedan tener en el trayecto de la reforma durante todo este año 2019”.

Su par UDI Jaime Bellolio manifestó que “se va a volver a reflotar la controversia  judicial que esto significa. Obviamente, van a existir muchos requerimientos ante los tribunales, porque esta es un alza unilateral, que de forma permanente los tribunales dicen que no corresponde. Esto significa que es urgente el envío del proyecto que cambia las injusticias que hoy mantienen las isapres. No solo en cuanto a los precios y tabla de factores, sino que también las preexistencias y una discriminación que existe con mucho mayor costo hacia las mujeres”.

Francisco Chahuán, senador de RN, cuestionó el hecho de que hasta ahora no se haya presentado la reforma, ante “las escandalosas alzas anunciadas en salud por parte de las isapres”. Del mismo modo, hizo un llamado al gobierno a apresurar las gestiones. “Hacemos un llamado para que las indicaciones sustitutivas que estaban comprometidas en noviembre del año pasado finalmente lleguen al Parlamento, a la Comisión de Salud del Senado. Esta alza, la más importante en los últimos 13 años, solo es superada por la del 2008 y 2011”.